XFCE y los indicadores de teclado en Fedora

Bueno, esta es una entrada más personal. Es tiempo de descansar un poco de noticias y escribir un poco acerca de…

¿Distrohopping (instalar una distro tras otra porque YOLO)? Si, pero no

¿Problemas técnicos? Mmmm… sí, tiene que ver

¿Pimp my desktop? Algo, digo, no es algo como de agregar un conky y demás cosas, algo muy simple.

Debo contarles un poco acerca de mi laptop, bueno, una de las dos que tengo. Igual y hasta ya la conocen si son lectores de este blog desde hace tiempo, pero en fin… es una Gateway M-6207M, una laptop con un procesador decente (Intel Pentium Dual-Core T2390 de 1.86 GHz en cada núcleo, con soporte a 64 bits, obvio), peeeero con una capacidad de memoria RAM para llorar (1 GB, con soporte máximo de… ¡2 GB!). En pocos caracteres:

¯\_(ツ)_/¯

Para no hacerles largo el cuento, esta computadora ha pasado por varias distribuciones, terminando con un Fedora 25 con XFCE como entorno de escritorio. Los usos principal de esta máquina son: Internet, edición de audio muy básica con Audacity y streaming por internet con MIXXX. Y aquí, con este gran programa para DJ’s (porque lo es) empiezan los problemas.

Anteriormente usaba Ubuntu y Mint con el escritorio MATE (mi favorito), pero MIXXX tenía caídas frecuentes a la hora de hacer transmisiones en vivo a través de mi stream, cerrándose de repente o no permitiendo la conexión al stream a pesar de tener los parámetros correctos para después, congelarse. Y volví a Fedora porque ahí nunca presenté ese tipo de problemas.

Total, después de instalar, consultar quien-sabe-cuantos blogs del tipo “¿Que hacer después de instalar (inserte distro aquí)?” y poner el software básico, me encontré con un nuevo problema: el teclado y su falta de LED’s indicadores de las teclas de bloqueo (o sea, Caps, Num y Scroll), por lo que necesito indicadores en el escritorio para saber si no estoy poniendo mayúsculas por error.

En Ubuntu MATE, el procedimiento para activar estos indicadores es sencillo mediante MATE Tweak, incluido por defecto. En Mint, MATE Tweak se instala vía synaptic y se activan del mismo modo, pero al intentar hacerlo con Fedora MATE, pues no hay manera de instalar MATE Tweak a menos que sea un procedimiento engorroso.

En XFCE sí hay solución mediante un plugin que no es el más vistoso que digamos, pero cumple a la perfección con su funcionalidad: xfce4-kbdleds-plugin.

Este plugin no está disponible en el repositorio oficial de XFCE en Fedora, ni tampoco en los comunitarios como RPMFusion, por lo que, antes de que bajen un tarball con el código fuente y se enfrasquen en serios problemas con la compilación del mismo como me sucedió a mi, les traigo paz…

y un paquete RPM con este plugin que me salvó la vida.

Les va a servir si tienen Fedora 24 o 25. Lo único que tienen que hacer es descargar el RPM correspondiente a su arquitectura (i686 para 32 bits o x86_64 para 64 bits) e instalarlo con YUM Extender desde Thunar (Clic derecho -> Abrir con). Posteriormente, les aparece como elemento para agregar a los paneles de XFCE (Clic derecho sobre área vacía -> Panel -> Añadir elementos nuevos) y seleccionan kbdleds-plugin.

Espero les haya sido útil este post. Para otras distribuciones, lo mejor es buscar el paquete en sus repositorios y, de no encontrarlo, buscar el paquete correspondiente.

¿Usas Fedora 22? ¡Cuidado! el 19 de julio se acaba el ciclo de vida

¡Ahhhhh, Fedora 22!, esa versión donde YUM inició la gira del adiós (que sigue cual Vicente Fernández, mientras no lo dejen de usar…) y le pasaba la estafeta de gestor de paquetes a DNF, está a punto de llegar a su fin de vida.

Cada edición de Fedora tiene un ciclo de vida en el cual recibe actualizaciones de seguridad y empieza desde su lanzamiento hasta un mes después del lanzamiento de la segunda versión posterior.

what4

¿Se quedaron con esta cara?

Pongamos este ejemplo: Fedora 24, lanzada el 19 de junio de este año, acaba de iniciar su ciclo de vida y continuará recibiendo actualizaciones hasta un mes después del lanzamiento de Fedora 26, dos versiones después. El periodo aproximado de mantenimiento (y digo aproximado porque los retrasos en los lanzamientos finales ya son ley en la distro) es de 13 meses.

Por lo que si tienen un Fedora 22 instalado, ¡corran y actualicen! ya sea a Fedora 23 o a Fedora 24, porque a partir del 20 de julio no tendrán actualizaciones de seguridad y su sistema operativo se volvera una bonita coladera potencial para toda clase de malware.

FUENTE: Fedora Magazine

Como actualizar a Fedora 24 desde Fedora 23 Workstation con DNF

 

 

Jellyfish_1280px

Hace poco puse en mi Twitter que había cambiado de distribución. La verdad es que después de tanto tiempo de haber estado en distros basadas en Ubuntu y de tener alguno que otro acercamiento a openSUSE, he decidido establecer en mi computadora principal una distribución con paquetes RPM: Fedora.

La distro comunitaria de Red Hat -y conejillo de Indias para la versión Enterprise, según algunos- ha dejado de ser el dolor de cabeza que era en versiones anteriores (¡Todavía me acuerdo de ti, Fedora 17!) y ahora es más amable con el usuario, gracias a algunos cambios establecidos en F23, entre ellos, la sustitución gradual del veterano YUM por DNF.

El pasado martes 21 de junio, Fedora 24 se puso a disposición en las diferentes versiones que maneja (estación de trabajo, servidor y nube), además de las arquitecturas distintas a x86 y x86-64 (ARM, AArch64, PowerPC64 y s390x para mainframes IBM).

En la edición principal con GNOME, la actualización mediante GNOME Software tardará algunos días, siempre y cuando el sistema esté completamente actualizado.

Screenshot_f23

Pero deseas actualizar lo más pronto posible o tienes alguno de los spins, aquí están los comandos para actualizar.

ADVERTENCIA

Puede haber problemas con algunos paquetes no firmados, sobre todo los provenientes de repositorios de terceros como RPMFusion. De acuerdo a este blog, lo mejor es remover esos repositorios antes de iniciar el procedimiento con:

$ sudo dnf remove 'rpmfusion-*-release'

para el caso de RPMFusion. Para otros hay que cambiar lo que está entrecomillado por el nombre del repositorio correspondiente.

Proceso de actualización

Antes de cualquier cosa, lo primero es hacer un respaldo de información importante por si las dudas. Hecho esto, abrimos la terminal y actualizamos todos los paquetes de F23 con:

$ sudo dnf upgrade --refresh

Después hay que instalar el plugin de actualización que requiere DNF

$ sudo dnf install dnf-plugin-system-upgrade

E iniciar el proceso con

$ sudo dnf system-upgrade download --releasever=24

Este comando solamente va a descargar todos los paquetes necesarios para la actualización. En caso de problemas con dependencias, ejecuta el comando con la opción --allowerasing. (Indispensable si se eliminaron los repositorios de terceros)

Cuando el anterior comando termine su trabajo, notificará el siguiente paso, que es ejecutar:

$ sudo dnf system-upgrade reboot

Con esto se reiniciará el sistema y la actualización de los paquetes comenzará. Al terminar esto, el sistema se reiniciará y mostrará en el GRUB la nueva versión lista para iniciar.

Fuente: Fedora Magazine

Imagen: Jellyfish, uno de los wallpapers de Fedora 24  | Fedora Designer Team Wiki | CC-BY-SA